¡Mi primer gran ridículo!

     Si mi carrera profesional hubiera dependido de ese día, os aseguro que nunca hubiera trabajado, o quizá sí, pero hubiera sido la candidata perfecta para ser la nueva freak del momento. Cuando lo pienso, quiero que me siga tragando la tierra, jajajaja….      No recuerdo donde lo ví, pero era un casting…